Binoculares

Fuente: Aves Argentinas

Los prismáticos ó binoculares son una ayuda invalorable para la práctica de la observación e identificación de aves silvestres, nos permiten acercar su imagen para poder apreciar detalles a veces imposibles de observar a ojo y que suelen ser claves para la determinación de las especies.

Ante la variada oferta de marcas y modelos conviene tener presente como base lo siguiente:

Todos los prismáticos tienen impreso en su cuerpo dos números, por ejemplo "8 x 40", el primer número nos indica los aumentos y el segundo al diámetro.

Cuando hablamos de aumentos nos referimos a la cantidad de veces que nos acercará el objeto observado.

Como regla general para la observación de aves se sugiere que el aumento no sea menor de 7 y ni mayor de 10. Con aumentos mayores disminuye el campo visual y la imagen comienza a moverse requiriendo el apoyo de un trípode. Los binoculares con zoom no son recomendables. Tampoco aquellos de visibilidad nocturna.

El segundo número en este caso “40” se refiere al diámetro de las lentes y esto tiene que ver con la captación de luz, a más diámetro mejor captación de luz y esto nos permitirá observar mejores detalles. Para lugares sombríos como selvas o bosques esto es muy importante. En la medida que disminuye el diámetro del lente, resulta menor la luminosidad y se estrecha el ángulo de visión o campo visual.

Habrá que evaluar entonces el promedio entre distancia y luminosidad, a esto se llama “pupila de salida”, esto se hace dividiendo el diámetro por los aumentos.

El enfoque a corta distancia o cercano, se refiere a la distancia mínima en que podremos ver un objeto con buena definición, lo ideal es poder observarlo claramente a una distancia de tres metros.

Hay prismáticos que tienen buen alcance para ver un ave a cuarenta metros, muy buenos para lugares abiertos como lagunas o pastizales.

En definitiva los valores ideales para la observación de aves teniendo en cuenta, acercamiento, luminosidad y peso de los binoculares serían 7x30; 8x30, 8x40; 8x42; 10x40; 10x50.

La calidad de las ópticas suele ser determinante, las hay de vidrio o de plástico, con y sin tratamientos esto impacta en la calidad de la imagen observada y también en el precio del binocular.

Hay dos tipos de binoculares: los de tipo porro y los de tipo roof. Ambos tienen ventajas y desventajas como se muestra en este cuadro.

Fuente: http://www.mailxmail.com