Obtené tu turno Online

Denuncian que robo de cables afecta a los semáforos

20/10/2022 General

La Municipalidad de Posadas denunció ante el Juzgado de Instrucción N° 7 diversos hechos de vandalismo que afectaron a la red semafórica de la ciudad.

En la totalidad de los casos se trató del robo de cables de alimentación eléctrica en los dispositivos ubicados en los cruces de las avenidas Rademacher y Mitre, Rademacher y Trincheras de San José, Uruguay y Trincheras, Corrientes y Tambor de Tacuarí. Como también sobre las  avenidas Santa Catalina y López y Planes, Santa Catalina y Centenario y Jauretche y Tambor de Tacuarí. En los últimos días, y en reiteradas ocasiones,  se reportaron las destrucciones parciales en los cruces semafóricos, ocasionando que los mismos se encuentren fuera de servicio, debido a daños realizados en las placas, por cortes y retiro de cables.  Según las investigaciones realizadas, los daños ocasionados al erario público son llevados adelante por una banda con conocimientos en la manipulación de los elementos que componen estos dispositivos. Además, se ha detectado que estos hechos delictivos se registraron en dos horarios: a las 17:50 y 20:15.    

Bien común: El personal de la Secretaría de Movilidad Urbana ha trabajado en la reparación de los semáforos. Cada hecho vandálico implica engrosar los costos de mantenimiento del sistema, mediante la compra de elementos específicos, reparaciones para la colocación de nuevos caños, cables y cámaras de interconexión. Adicionalmente, agentes municipales realizaron el acompañamiento para garantizar la seguridad vial de conductores y peatones. Sin embargo, las consecuencias de los daños a la red semafórica recaen en la ciudadanía posadeña. Por ello, se insta a la comunidad que informe estos hechos delictivos a la Policía y a los conductores que extremen las medidas de precaución en caso de que los semáforos no funcionen con normalidad.

Un delito, una ciudad damnificada: Los semáforos son de vital importancia para la seguridad vial, tanto de peatones como conductores de vehículos, optimizando la circulación y ordenando el tránsito. En tal sentido, se recuerda que la legislación argentina establece como delito penal todo aquello que destruyere, inutilizare, hiciere desaparecer o de cualquier modo dañare una cosa mueble o inmueble. Por lo cual el robo de los cables de semáforos se encuadraría en esa figura. Se trata de una acción vandálica que genera un gran daño y peligro, tanto por los miles de damnificados como por el perjuicio económico. Ya que realizar la reposición de este tipo de tecnología requiere de fondos económicos y de que las cuadrillas técnicas dediquen varias jornadas completas a reponer el material sustraído.